Homenajes y aplausos

Hace tiempo dejé de ver las noticias. Para ser más feliz, ya saben.

Pero la realidad es que, muy a mi pesar, estoy informado de todo lo que pasa en este maldito mundo. Redes sociales.

Recientemente hemos visto el fallecimiento de personas que han cambiado nuestro estilo de vida, como por ejemplo Steve Jobs, el cual no necesita presentación y también Dennis Ritchie, un gran desconocido para la mayoría de la sociedad pero que fue el creador de Unix y del lenguaje de programación C.

Hoy por desgracia se ha anunciado el fallecimiento de Marco Simoncelli, piloto de Moto GP.

Cada vez que nos encontramos ante tan tristes noticias los medios comienzan con una incesante tanda de vídeos y reportajes. Al final todos son calificados de genios, grandes personas, precursores de, aspirante a, brillantes, adelantados a su tiempo, etc. Miles de homenajes.

En esos momentos siempre pienso lo mismo: ¿De verdad una persona tiene que morir para ser reconocida? ¿Para recibir medallas y premios? ¿Para decir que era una persona extraordinaria?

Parece ser que siempre hay que esperar estas desgracias para homenajear a alguien. Pero realmente ¿a quién se está homenajeando? Porque la persona en cuestión, en ese momento de cuerpo presente, no se entera de una mierda. Así de claro.

Bueno, a lo que voy.

Si yo fuera alguien importante y quisiera reconocer una trayectoria, premiar o en definitiva hacer el homenaje de su vida, lo haría a alguien vivo.

Me imagino una gala para reconocer la larga trayectoria de Clint Eastwood. Por todo lo alto. Transporte en limusina, champaña, un par de tías y jamón de pata negra. Creo que sabrá apreciar el último detalle.

Llegaría a la sala o teatro, abarrotada de personas importantes. El presidente de los Estados Unidos, el Dalai Lama, políticos de todo el mundo, pensadores influyentes.

De repente, una ovación ensordecedora acompañaría al Señor Eastwood hasta su butaca VIP donde no le faltaría de nada mientras proyectan un vídeo con toda su trayectoria, aportaciones de gente querida, amigos, conocidos. Todo el mundo reconociendo que ha sido uno de los mejores, un genio, un ejemplo a seguir, etc. Creo que hasta un tipo duro como el lloraría. Tras todo esto, lo llamaría al escenario para entregarle una insignia por ser un gran actor y director, por toda su carrera. Mientras le entrego el obsequio le diría:

“Coño Clint, eres el mejor. Muchas gracias por hacernos felices con tus películas, por perseguir a los malos con tu Magnum, por el poncho que tu mismo compraste para poder rodar y que se ha convertido en un icono de la época y por hacernos llorar en los Puentes de Madison. Por eso, la industria cinematográfica te obsequia un cheque en blanco con validez de un día, para que hagas lo que realmente te venga en gana sin que salga nada de tu bolsillo. Ir a una isla paradisíaca, al hotel más caro, beber y comer cuanto quieras, ir de putas. Lo que te salga de tu santa polla”.

Acto seguido saldría de nuevo acompañado de aplausos y palmaditas en la espalda.

Esto si sería un gran homenaje para cualquier persona que lo merezca. Esperar a que muera no sirve para nada.

Anuncios

8 pensamientos en “Homenajes y aplausos

  1. ¿Sabes lo que pasa Fran?….. que por desgracia, cuando te hacen un homenaje en vida, da la sensación de que quieren que desaparezcas…jajaja.
    Yo estoy contigo…. los agradecimientos y reconocimientos…. en vida.

  2. Tiene sentido lo que dices también, jajajajajaja. Pero bueno, al menos puedes morir sabiendo que has hecho algo importante en tu vida. De todas formas nada cambiará.

    Muchas gracias por seguirme y por tus comentarios.

  3. Échale un vistazo al homenaje que le hizo Jon Stewart a Bruce Springsteen cuando fue investido por la Orden de nosequé de USA. Te vas a partir de risa, búscalo en youtube, está subtitulado.
    Abrazo

  4. Estoy de acuerdo contigo,por eso yo a mis padres le hago de vez en cuando un homenaje,porque se lo merecen todo, y se lo hago ahora que los tengo a los dos…. y no cuando ya no esten en este mundo.

  5. Creo que tienes toda la razón del mundo… Reconocimientos, despedidas, fiestas, recordatorios y demás pamplinas en vida por favor.

    Verdades como puños, como siempre Alan 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s