Todos los tontos tienen suerte

El otro día, estuve viendo antiguos álbumes. Tras sus páginas paseaba la nostalgia de un tiempo que fue mejor. Momentos en los que no existía preocupación alguna.

Entre las instantáneas encuentro multitud de fotos de mi etapa escolar; la repetida foto de clase en el  zoológico (año 91,92,93…), fotos de excursiones, alguna que otra de las pequeñas fiestas que realizábamos a   final de cada trimestre, el antiguo carnaval, etc.

Pero mi mirada se detiene en una persona. Lo miro una y otra vez en cada foto, siempre sonriente.

Recuerdo que este compañero de clase pertenecía a una familia muy humilde y que residía en una zona con un contexto sociocultural bajo. Pero lo que mejor recuerdo de él es que era un gran estudiante, quizás el mejor de la clase y además un gran atleta.

En clase, siempre era el primero en terminar los problemas matemáticos, mientras que en el patio nos regateaba a todos. En aquellos tiempos se asemejaba bastante a Romario, o al menos eso pensábamos.

Recuerdo que era muy delgado y que en educación física también era el primero en todo. Cuando el profesor nos mandaba realizar la prueba del Test de Cooper, me recordaba a Haile Gebrselassie, tanto por su físico como por su resistencia.

También sabía que su vida no era muy fácil, que tenía muchos problemas. Aún así, su sonrisa se mantenía perenne en su rostro.

Yo siempre he sido bastante torpe en las matemáticas y recuerdo que siempre acudía a él para que me ayudara con las sumas, restas y multiplicaciones. En realidad se le daba bien todas las asignaturas. Llegará muy lejos, pensé yo con apenas 8 años. Será químico, biólogo o científico. O quizás tras pasar por las categorías inferiores del Xerez CD un ojeador del Barça se lo llevaría a La Masía.

Fue pasando el tiempo y fuimos creciendo, hasta llegar al instituto. El seguía devorando los libros que prestaba el centro a las familias con recursos bajos, lo cual no cambiaba ni muchos menos la colección de sobresalientes impresos en ese papel amarillo llamado “boletín de calificaciones”.

Ya con doce o trece años, me comencé a fijar en otras cosas. Recuerdo que mi amigo acudía al instituto portando sus libros en una bolsa de Pryca. Por desgracia, su familia no se podía permitir la compra de una mochila nueva. Esto me hace pensar en las becas.

Mi compañero no se merecía una beca, sino dos o tres. Se esforzaba y sus calificaciones eran excelentes. Se que a la hora de rellenar la solicitud de beca no existe este campo, pero añadiría que además era una gran persona y a pesar de la situación en la que se encontraba, en ningún momento dejaba de estudiar.

Poco a poco, su asistencia fue disminuyendo, ya que por necesidades familiares tenía que trabajar algunos días. Eso era en segundo o tercero de E.S.O.

Un día, de repente, dejó de venir a clase. Me enteré que comenzó a trabajar en una carnicería y que posteriormente se fue a otra provincia para realizar otro trabajo de este menester.

Para mí, esa noticia fue algo que me hizo pensar mucho y que dejó en mí un fuerte sabor a injusticia.

Hoy, pienso de nuevo en todo esto y veo como los mayores bolizas de mi época de estudiante tienen un trabajo más o menos decente, un coche, ropa de marca, etc.

No pretendo, ni mucho menos, que todo eso sea mi objetivo en la vida, pero si creo que por justicia, ese trabajo o ese coche debería ser de mi amigo, o al menos, también por justicia, que hubiera tenido la oportunidad de estudiar en la universidad.

Todos los tontos tienen suerte.

Anuncios

3 pensamientos en “Todos los tontos tienen suerte

  1. AMEN.

    PD: Es probable que tu compi – carnicero, científico o campéon mundial de maratón- sea un gran hijo, un gran marido, un gran padre, un gran profesional….. en definitiva… una gran persona… orgullo de su familia y amigos, y orgulloso de sí mismo. Al final….. ese es el coche y la marca que todos querríamos llevar…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s